Apoteósico y excepcional regreso de Together para la mejor fiesta de los martes en Ibiza

La pasada noche, Together regresó a Amnesia invadiendo ambas salas con grandes artistas tras cabina; no fue suficiente motivo el regreso del peso pesado de los martes a la Isla sino que había que sumarle de esta manera, el mejor cartel de su historia hasta el momento en la que resultó una impresionante noche que nos dejó con ganas de más y deseando que llegue la próxima semana.

 

Como ya es habitual, Pukka Up fueron los encargados de caldear el ambiente con sus primeros temas en ambas salas anticipándose al show que estaba por llegar.

No existen palabras suficientes para describir el transcurso de la noche en la Main Room, con Rude Kid en escena y seguido de Novelist  y Kano, el Hip Hop e impresionantes freestyles sobre bases imposibles mantuvieron a toda la pista en un continúo estado de éxtasis que aceleraba el corazón, en mucho tiempo no habíamos experimentado un público tan motivado y unos artistas tan entregados; tras este apoteósico espectáculo, Chase & Status entraron en escena siguiendo la línea musical de la noche pero fue el momento en que el Drum & Bass y el Dubstep se introdujeron a fuego en nuestros oídos, Machine Gun con Pusha-T dio el pistoletazo de salida en el que se convertiría en uno de los momentos claves de la velada.

Para concluir la noche en la sala principal e inmersos en un estado catártico de emoción, los asistentes pudieron vivir un cartel inigualable que superó las expectativas desde el primer artista en dominar la cabina al último tema del rey del Drum & Bass, la leyenda Andy C.

 

 

La Terrace por su parte tuvo 4 nombres que no necesitan presentación y cualquier adjetivo que utilicemos se nos quedaría corto; Disciples, Gorgon City , Hannah Wants y Redlight.

El trio Disciples fue el motor imprescindible de la noche, temazo tras temazo los ingleses dieron todo y más en una sesión increíble, animando al público y con una soltura natural que hacía bailar a todo aquel que enfocaba su vista en la cabina donde contagiaban un buen humor sensacional.

 

 

Con una sala abocada al desenfreno, Gorgon City y la gran Hannah Wants, la noche auguraba un éxito absoluto en el que el Bass, el Garage y el House dominaban cada contagioso ritmo que salía desde cabina.

Como broche final, Redlight, sonido elegante y perfecto para bailar hasta el último beat, el inglés supo como emocionarnos a todos.

 

No vemos el momento de que llegue el próximo martes, que augura ser otro arrollador éxito para la fiesta de los martes en Ibiza, esto es Together.