¡Gracias a tod@s por hacernos vivir un regreso maravilloso!

Un año más, el club más mítico de Ibiza, la cuna de los grandes Djs y el trampolín de grandes figuras de la electrónica actual abrió sus puertas en una excepcional noche de 14 horas non stop desde las 16:00 hasta las 6:00 de la mañana.

 

Una tarde diferente, con una iluminación perfecta y un ambiente magnífico fueron la nota diferente en una velada única en la que progresivamente se iba llenando de un público maravilloso, entregado desde el primer paso que daban al adentrarse en el club.

 

La terrace abrió sus puertas desde las 16:00h con un pre-calentamiento como solo Caal y Les Schmitz saben hacerlo, abriendo la velada con un b2b y demostrando una vez más, porque llevan tantos años siendo nuestros djs residentes, simplemente geniales.

 

Seguido de otro conocido de la casa como es Luca Donzelli, el ambiente se iba caldeando una vez más hasta la aparición casi explosiva de Pan – Pot, el dúo vino dispuesto a reventar la sala y lo consiguieron con creces hasta la llegada de el siempre querido y mágico Ricardo Villalobos, un estilo único y un homenaje a Prince con una versión de When doves cry fue más que suficiente para enloquecer a más de 2000 personas.

 

Uno de los momentos más inolvidables de la noche fue el b2b entre Mar –T y Cuartero, simbiosis perfecta y una sucesión de temones, uno tras otro, de la mano de este dúo de asociados que conectan a la perfección, química excépcional con la pista y que marcó el momento culmine de la noche,…¡fantásticos!

 

Para cerrar la noche en la Terrace, Apollonia  llegaron con sus armas de destrucción masiva, el trío lo dio todo y con esto podemos concluir que jamás nos cansaremos de su técnica y de su característico estilo.

 

 

La Main Room, guardó distancias con la sala contigua y desde las 22:00 recibió un lleno sorprendente de manos de nuestra Dj favorita, Melanie Ribbe.

Una energía contagiosa y una cuidada selección de tracks son siempre su carta de presentación.

Fritz Kalkbrenner fue el segundo en hacerse con el mando de la cabina, temas míticos en un set dedicado a hacer bailar a todos en una noche muy especial para la sala principal de Amnesia.

 

Los franceses de Amine Edge & Dance también llegaron dispuestos a reventar la pista y junto a Disciples que llegaron más tarde, todo fue una sucesión de buenos momentos que difícilmente borraremos de nuestra retina.

 

Claptone, contagió su estilo único dentro de un halo misterioso y elegante que solo puede transmitir el hombre enmascarado, dejándonos con ganas de más y deseando que llegue el próximo 31 d julio con People from Ibiza.

 

 

Para despedir la noche, Hannah Wants; la candidata perfecta en un set de los que acostumbra, simplemente Hannah. Pura explosión de talento de la mano de la chica de Birmingham.

 

Desde Amnesia, solo podemos dar las gracias a todos los asistentes, por hacernos vivir noches que jamás olvidaremos.

¡Gracias, familia!