Amnesia se despide de una magnífica temporada agradeciendo vuestra fiel confianza ¡nos vemos pronto, familia!

Amnesia Ibiza se despide de una maravillosa temporada en la que  durante 7 días a la semana el templo de Amnesia  se ha convertido en centro de peregrinación de los amantes de la buena música y de los mejores Djs del mundo.

Os dejamos un pequeño resumen de lo que ha sido nuestro verano, y también el vuestro.

LUNES

Los lunes, desde hace 16 años han sido de Cocoon de la mano de Sven Väth.

Desde el melódico e hipnótico sonido de Ricardo Villalobos a los sonidos mas secos de Ilario Alicante, el techno ha inundado de magia y de música noches en las que no queríamos ver amanecer y el vinilo nos ha hecho volver a creer en la música.


MARTES

TOGETHER, MAIN ROOM

Together es la cuna del Drum & Bass y del Dubstep en la Isla.

Es visita obligada para todos aquellos dispuestos a disfrutar de grandes nombres como Chase & Status, Sigma o Jack Ü en la Main Room de Amnesia, donde temas clásicos del hip hop o los temas más actuales de EDM Trap o electrohouse han sido habituales en cada set cada noche, conjugados con el mejor D&B y Dubstep del momento.

 

DEFECTED IN THE HOUSE, TERRAZA

Defected es uno de los sellos más importantes dentro de la escena dance y cada martes, en la Terraza de Amnesia, los grandes nombres del House se dieron cita con los sonidos más elegantes de la Isla.

Junto a Simon Dunmore, fundador y Dj, hemos visto pasar por cabina a Sam Divine, Sonny Fodera o Pete Tong entre otros.

 

MIÉRCOLES

HYTE a encontrado su lugar en Ibiza, cada miércoles en Amnesia.

El techno es el máximo exponente en cada fiesta y como headlines habituales destacan Loco Dice, Maceo Plex y Chris Liebing junto a leyendas del techno de Detroit.

Con una estética rompedora y minimalista, HYTE  se ha creado un hueco en el calendario semanal de la Isla, con tan solo una primera y exitosa temporada.

 

JUEVES

Cream, es uno de los sellos más antiguos de la isla, las grandes figuras del Trance o míticos nombres como Paul van Dyk o Above & Beyond fueron habituales cada jueves.

Es el oasis de los amantes de los clásicos y de las grandes figuras, Eryc Prydz o Paul Oakenfold y muchos más.

 

VIERNES

De la mano de Marco Carola, Music On se ha convertido en la fiesta por antonomasia en Ibiza.

Cada viernes noche miles de personas se entregan a una experiencia fuera de la común en la que la conexión con cabina y el desenfreno en la pista de baile crean una mágica atmosfera en la que el Techno se apodera de las dos salas del club.

Joseph Capriati, Stacey Pullen y un sinfín de pesos pesados han pasado cada viernes por la cabina de Amnesia en la cita obligada para todo aquel que visita la Isla.

 

SÁBADO

FOAM & DIAMONDS Y LA FIESTA DE LA ESPUMA, MAIN ROOM

La mítica Fiesta de la Espuma, símbolo indiscutible de Amnesia desde hace más de 20 años, se convierte durante varios sábados a lo largo del verano en Foam & Diamonds, que de la mano de Paris Hilton vistió de glamour y de la música más divertida la sala principal.

 

MATINÉE, TERRAZA

Los shows más espectaculares e imposibles outfits son el sello de identidad de Matinée.

Sorprendentes y conocidos espectáculos como La Leche o Matinée Gold encontraron su lugar en la terraza de Amnesia, donde Taito Tikaro y Andre Vicenzzo junto a una larga retahíla de Djs invitados fueron los responsables de ponerle ritmo a unas espectaculares puestas en escena.

 

DOMINGO

LA TROYA, MAIN ROOM

La Troya es la fiesta 100% Ibiza; conocida mundialmente e icono de la libertad, la picardía y la sensualidad más explicita se apoderaron de la Main Room cada domingo y es otro de los espectáculos indispensables durante cualquier visita a la Isla.

 

HOUSE OF MADNESS, TERRAZA

Dimitri Vegas y Like Mike son los protagonistas absolutos de los domingos, junto a artistas internacionales como Steve Aoki o Nervo, un espectáculo de fuego y CO2 donde el EDM es la banda sonora de la noche y las impresionantes puestas en escena han dejado boquiabiertos a todos.

 

Desde Amnesia os queremos agradecer una temporada increible, ¡nos vemos el año que viene!