ES /EN
15 junio 2023

Do Not Sleep closing party review: amarás la música electrónica por encima de todas cosas

Hay dos tipos de clubbers, los que asisten a los eventos por la fiesta y los que asisten por la música. En el closing party de Do Not Sleep en Amnesia hubo de los dos tipos, pero los que más brillaron fueron los segundos, con gestos de felicidad tras haber sido testigos de una velada electrónica de gran nivel. Porque eso es lo que nos ofrece este concepto una y otra vez, actitud y compromiso underground sin condimentos ni filtros innecesarios. 
Después de 4 noches de ensueño, Do Not Sleep se despedía por ahora de esta temporada poniendo toda la carne en el asador. Una fiesta arriesgada con un b2b de lujo a tres bandas y con el descaro de intentar dejar el listón muy alto para los que vinieran detrás. Y vaya si lo consiguieron.
Antes del triple back to back tuvimos la suerte de escuchar a Greta Levska, la Lituana criada en Londres, nos regaló un set lleno de vibraciones enérgicas que abarcaron un amplio espectro de house y tech. Un calentamiento perfecto para la gran actuación de la noche. Cuando Special Request, Ewan McVicar y Kettama se subieron a la cabina los limitadores eléctricos de Amnesia se convulsionaron, conscientes de que se avecinaba algo fuera de lo común. Los tres DJs perfectamente coordinados surfearon frente a la mesa de mezclas orgánicamente, sin esfuerzo, sin pausas incómodas. Todo fluyó a la perfección y cada uno de ellos aportó sus puntos fuertes y su talento descomunal. El irlandés Kettama puso sobre la mesa su característico house infectado de melodías rave y sus eufóricos cortes llenos de profundidad. Ewan McVicar aportó esa frescura tan característica en su sonido, esa brillantez en la selección musical y esa positividad que tan bien conecta con la pista de baile.  Special Request es el proyecto de Paul Woolford que capta la cruda energía y la diversidad de las clásicas raves británicas. Y eso fue lo que nos regaló, un sonido mucho más áspero, fusionando la energía de los años del hardcore y el jungle con técnicas modernas. La combinación de estas tres propuestas fusionadas en una, resultaron una delicia para nuestros oídos y nuestros corazones. 
Do Not Sleep se despide por el momento por todo lo alto, reivindicado su espacio en la escena de Ibiza y aportando ese sello de calidad y talento tan necesario en nuestros días. Estamos seguros que volveremos a disfrutar de su concepto en el templo donde pueden desarrollar todo su potencial…Amnesia Ibiza.